Reserva ahora
Reserva Ahora
¡Mejor precio online garantizado!
¡30% Dto. en experiencias con tu reserva!

La Casa

LA CASA

“Un lugar donde volver”

Casa solariega de finales del siglo XVII, totalmente restaurada en noviembre de 2008, conserva todo el encanto de su época y añade las comodidades del siglo XXI. Esta fusión entre lo rústico tradicional y lo moderno nos lleva a lo que buscamos: tranquilidad, sosiego y paz.

La casa dispone en total de 11 habitaciones, todas ellas cuidadas hasta el último detalle, con TV y secador de pelo, 9 habitaciones dobles, 1 triple y una suite para 4 ó 5 personas. Ponemos a disposición de nuestros clientes: Tratamientos de Belleza, Mini-Spa, Biblioteca, Cafetería y Restaurante, Wi-Fi gratis en zona hotel.

ENTORNO

“Rincones, historia, cultura…”

Como lo definió Azorín “la comarca de la Bureba es el corazón de la tierra de Burgos”.
Los Montes Obarenses se alzan como un alargado murallón natural sobre las llanas tierras de la Bureba, valiosos bosques de encina, quejido, pino resinero y haya, tapizan su modélico relieve estructural, deestilo jurasico y sirven de refugio a numerosas especies de mamíferos y aves.
Montañas, que por sus notables valores han sido elevadas al rango de espacio natural protegido. Con un verdadero muestrario botánico, consecuencia de su privilegiada situación, a caballo entre las regiones biogeográficas, atlántica y mediterránea.
Por la Bureba pasaba la calzada romana que se extendía desde Astorga hasta Burdeos, pasando por Briviesca, en sus alrededores aparecen restos prerrománicos y romanos que acreditan la existencia de un antigüo asentamiento.
Para los expertos en arte medieval, es una de las provincias españolas más importantes desde el punto de vista arquitectónico como escultórico, junto a Segovia, Soria y Palencia, constituyen el gran núcleo románico castellano.

Briviesca

Briviesca

Es la capital de la Bureba, situada a tan solo 6 Kms de Quintanilla , una bella ciudad asentada en las riberas del rio Oca. Ha sido siempre un cruce de caminos, que la ha convertido en un pueblo hospitalario y amante de la tradición.
En Briviesca se cruzaban dos calzadas romanas, y en la edad Media durante el siglo XI, era tránsito obligado del Camino de Santiago.
A pesar de su importante crecimiento, continua siendo una pequeña ciudad castellana, que sabe conjugar el encanto de la tranquilidad, propia de las poblaciones de la meseta, con una red de servicios que permiten una agradable calidad de vida a sus ciudadanos.
Conserva el titulo de ciudad desde 1894, año en que se lo concedió la Reina Regente María Cristina, madre de Alfonso XIII.

Gastronomía

Gastronomía

La cocina de la Bureba es sencilla, con excelentes sopas de ajo, y son igualmente célebres sus legumbres.
Como en toda Castilla se come buen cordero y son famosas sus morcillas de arroz.
En Briviesca podemos encontrar los mejores restaurantes de la comarca, además de la excelente pastelería en la Plaza Mayor, (lugar de residencia del destacado pintor vasco Mendi).

Atapuerca

Atapuerca

Atapuerca es una isla en el océano del tiempo. Mires hacia donde mires, ves millones de años.
La roca caliza de la Sierra de Atapuerca se formó hace unos 90 millones de años en el fondo del mar durante la Era Secundaria o Mesozoico (la de los grandes reptiles), concretamente en el Periodo Cretácico.
Como ocurre con frecuencia con los yacimientos prehistóricos, el descubrimiento de Atapuerca se debió al azar. En este caso, los yacimientos de la Trinchera no se hubieran encontrado de no ser por una gran obra de construcción decimonónica.

Lugares de interés

Su privilegiada situación nos permite tener al alcance capitales como:

BURGOS: 40Kms
VITORIA: 70 Kms.
LOGROÑO: 80 Kms.
Y localidades de renombre como:
OÑA, BRIVIESCA, POZA DE LA SAL, BELORADO, FRIAS, PANCORBO, ATAPUERCA.

Y por la zona de la Rioja – SANTO DOMINGO DE LA CALZADA, EZCARAY (Estación invernal de VALDEZCARAY) , HARO Y CASALARREINA.